Chilaquiles mestizos

¿Alguna ves te has preguntado de donde proviene este delicioso guiso ?

El primer libro de comida con alusión a la mexicanidad se llamó El Cocinero Mexicano y  fue publicado en 1831. Su autor es anónimo, aunque no así su editor. Este último fue Mariano Galván Rivera, quien acopló algunos de los términos prehispánicos a palabras más europeas para que el libro tuviese un mejor entendimiento en el Viejo Mundo.

En este recetario se encuentran los platillos con influencia española, italiana y criolla, por lo que no es una sorpresa encontrarnos con los chilaquiles. Se cree que las monjas se encontraron con los chilaquillis (totopos+salsa), y en un intento de diluir el picante a este se le agregó sus otros componentes creando el chilaquil mestizo.

Posteriormente se le agregó proteína, la cuál en esas épocas era el cerdo y no el pollo. Al darse cuenta del ahorro económico que está comida representaba los chilaquiles comenzaron a ganar popularidad hasta que se incrustaron en la memoria de todos nosotros.

Los chilaquiles de desayuno, como remedio para la cruda o como platillo principal son un clásico de la comida mexicana.

 

error: Content is protected !!